Evitar las trampas de una entrevista de trabajo implica vestirse y hablar de manera profesional, estar preparado y hacer preguntas. Descubra varios ejemplos de lo que no hacer en una entrevista y explore cosas importantes para recordar.

Entrevista de trabajo

Imagina que estás entrevistando candidatos para un puesto en tu empresa. Charlie es el primer chico que entrevistas. Tiene un gran currículum, mucha experiencia y estudió en una universidad prestigiosa. Pero en la entrevista, Charlie no te escucha y actúa como si lo supiera todo. Solo quiere hablar sobre el salario y los beneficios del trabajo.

Luego entrevistas a Candace. No tiene tanta experiencia como Charlie y su universidad no es tan conocida. Pero se inclina hacia adelante y sonríe mientras hablas, dejando en claro que realmente está escuchando. Da respuestas reflexivas a tus preguntas y parece realmente interesada en el trabajo y la empresa.

¿A quién es más probable que contrates? Si eres como la mayoría de las personas, preferirías a Candace que a Charlie porque ella no cometió los mismos errores que Charlie durante su entrevista.

Una entrevista de trabajo es una conversación entre un solicitante de empleo y un representante de la empresa que está contratando. Las entrevistas de trabajo pueden suceder por teléfono o en persona, y puede haber uno o más solicitantes y uno o más representantes. En resumen, ¡hay muchos tipos diferentes de entrevistas de trabajo!

Pero hay algunas cosas comunes en todos los diferentes tipos de entrevistas, incluyendo algunas trampas comunes en las que los buscadores de empleo pueden caer. Vamos a ver más de cerca qué no hacer durante una entrevista y qué deberías hacer en su lugar.

Qué No Hacer

¿Recuerdas a Charlie? Cometió algunos errores graves en su entrevista de trabajo. Como la persona que lo entrevistaba, decidiste que no querías contratarlo basándote en su entrevista. Pero ¿qué, exactamente, hizo Charlie que estuvo tan mal? Hay muchas formas de arruinar una entrevista de trabajo. Incluyen:

  1. Una actitud de sabelotodo. Recuerda que Charlie actuó como si lo supiera todo. Pero la verdad es que su conocimiento es limitado. Como la persona que contrata para la empresa, sabes mucho más que él sobre lo que la empresa necesita y busca. Charlie debería demostrar que tiene conocimiento, pero también debería ser moderado con humildad y una comprensión de que todavía puede aprender y crecer.
  2. Centrarse únicamente en el salario y los beneficios. Charlie no parecía muy interesado en la empresa o el trabajo para el que estaba entrevistando. Todo lo que quería hablar era el salario y los beneficios que venían con el trabajo. Esto hace que parezca que Charlie no será un trabajador dedicado para la empresa. Como la persona que hace la entrevista, preferirías elegir a alguien que esté entusiasmado con el trabajo, no a alguien que solo esté por el cheque de pago.
  3. Mal lenguaje corporal. Cuando estabas entrevistando a Charlie, se dejó caer en su silla y cruzó los brazos sobre su pecho. No hizo contacto visual y no dio ninguna indicación de que te estaba escuchando. Un mal lenguaje corporal como ese puede hacer que Charlie parezca desinteresado, grosero, o incluso hostil. ¡Estas no son cosas buenas para mostrar en una entrevista!
  4. Hablar mal de los ex empleadores. Charlie no tuvo la mejor experiencia en su último trabajo. No se llevaba bien con su jefe y sentía que la empresa tomaba malas decisiones sobre productos. Y lo sabes porque habló de ello durante la entrevista. Esto no es bueno; hace parecer que Charlie es difícil de llevar, y también te hace preocuparte de que, si lo contratas, eventualmente podría estar hablando mal de ti y de tu empresa. En lugar de ello, Charlie debería haber dicho algo simple pero positivo o neutral sobre su antiguo empleador. Podría haber dicho, por ejemplo, ‘Aprendí mucho sobre cómo las empresas toman decisiones sobre productos mientras trabajaba para ellos’.

Qué Hacer?

Charlie no se presentó bien en la entrevista. Pero Candace sí. Tenía un buen lenguaje corporal y no daba la impresión de ser una sabelotodo. No habló mal de sus antiguos empleadores y parecía realmente interesada en el trabajo y la empresa, no solo en el salario y los beneficios.

Al igual que hay varios qué-no-hacer cuando se entrevista para un trabajo, hay algunas cosas que es importante hacer. Incluyen:

  1. Vestirse profesionalmente. Candace llevó un traje simple a su entrevista, lo cual es una buena idea. Ya sea que se esté entrevistando para un trabajo corporativo de alto nivel o simplemente para un trabajo en la cafetería local, debes vestirte de manera profesional para la entrevista. Esto generalmente significa llevar un traje, a menos que te digan lo contrario con antelación. Incluso si no vas a llevar un traje en el trabajo del día a día (como si fueras un barista), llevar un traje a la entrevista muestra que te tomas el trabajo en serio.
  2. Hablar de manera profesional. En la medida de lo posible, los entrevistados deben evitar usar jerga y muchos ‘ums’ y ‘uhs’ cuando hablan. ¡Y un candidato a un puesto de trabajo nunca, nunca debe maldecir durante una entrevista! Candace es muy buena hablando y pudo hablar de manera profesional sin usar malas palabras ni jerga.
  3. Estar preparado. Antes de ir a su entrevista, Candace hizo algunas investigaciones en línea sobre tu empresa. Mientras hablabas con ella, te diste cuenta de que sabía cuáles son los objetivos y valores de tu empresa, así como quiénes son tus clientes más grandes. Estar preparado es una gran parte de una entrevista. Conocer un poco sobre la empresa y estar listo para las preguntas comunes de la entrevista ayuda a los candidatos a dar lo mejor de sí mismos.
  4. Hacer preguntas. Al final de la entrevista, le preguntaste a Candace si tenía alguna pregunta. Ella te hizo un par de preguntas reflexivas, como ‘¿Qué habilidades son más importantes para tener éxito en este trabajo?’ y ‘¿Cuál es la mejor parte de trabajar aquí?’ Tener algunas preguntas preparadas para una entrevista puede ayudar a darle a un candidato una ventaja sobre una persona que no hace ninguna pregunta.

Resumen de la lección

Una entrevista de trabajo es una parte importante del proceso de solicitud de empleo. Algunas personas cometen errores comunes durante la entrevista, incluyendo tener una actitud de sabelotodo, centrarse únicamente en el salario y los beneficios, mal lenguaje corporal y hablar mal de los ex empleadores. En lugar de ello, los entrevistados deben vestirse de manera profesional, hablar de manera profesional, estar preparados y hacer preguntas.

Resultados del aprendizaje

Una vez que hayas completado esta lección y absorbido su contenido, podrías:

Parafrasear la definición de una entrevista de trabajo Mencionar los comportamientos y el lenguaje corporal que se deben evitar durante una entrevista Recordar las cosas que los solicitantes de empleo deberían hacer cuando están siendo entrevistados.